★★★★★ | ¡Masterpiece!, Películas, Películas vistas en 2014

80. “The Selfish Giant” de Clio Barnard

MV5BODQyMzUxODEwMF5BMl5BanBnXkFtZTgwOTc5NzE2MDE@._V1_SX640_SY720_

80. The Selfish Giant. Clio Barnard (2013).

Esta película está en exclusiva en la plataforma Filmin para el Atlántida Film Fest. Es considerada una de las mejores 10 películas del año por Sight & Sound. También tiene en su currículum un gran número de candidaturas y premios que avalan el magnífico trabajo de Clio Barnard y compañía en “The Selfish Giant”, entre ellos la nominación a mejor película en los premios británicos más prestigiosos: los BAFTA.

Mundialmente aclamada en los festivales que se ha estrenado, siendo favorita por el público en el reciente Festival de Sevilla, donde además se hizo con el premio al ‘mejor guión’, también triunfó en Cannes donde se alzó con el premio Europa Cinemas Label a mejor película europea. Vamos un producto festivalero que gusta tanto a expertos como a público en general.

Esta película es una obra maestra que ha consagrado a la directora Clio Barnard, está llena de vida, odio, rabia, dolor y aventura donde se inspira, de una forma muy libre, en el cuento de Oscar Wilde. La directora está calificada por ‘The Guardian’ como una “Loach 3.0” a la par de Lynne Ramsay o Andrea Arnold.

Arbor (Connor Chapman), con hiperactividad diagnosticada, y su mejor amigo Swifty (Shaun Thomas), mullido y pausado, son dos marginados de familias desmembradas que traban amistad con Kitten (Sean Gilder), chatarrero con el que negocian para poder usar su caballo incurriendo en carreras ilegales y apuestas. Cuando este empiece a favorecer a Swifty por su mano con los caballos, Arbor se pondrá cada vez más avaricioso y despiadado, haciendo desembocar la situación en tragedia.

Es difícil opinar mal de esta película, sólo podría calificarla de inolvidable. La directora y guionista, a pesar de inspirarse de forma libre en la novela de Wilde, utiliza los arquetipos clásicos de los personajes modernizándolos e introduciéndolos en la actualidad. Esto crea una atmósfera fantástica, unida a las localizaciones y fotografía a cargo de Mike Eley que roza la excelencia en casi todo momento.

Partimos desde familias desestructuradas. Por un lado está Arbor, madre separada, con dos hijos. El mayor es cocainómano, por lo cual debe dinero y roba, lo que lleva a tener situaciones violentas en casa. Si esto fuera poco, el pequeño, Arbor, tiene hiperactividad y su atención en clase al igual que modales lucen por su ausencia. En contrapartida está Swifty, el mejor amigo de Arbor, capaz de controlarlo cuando se pone demasiado agresivo, un bonachón. En su casa malviven, ya que hay un montón de hermanos. Además su padre los agrede verbalmente, tanto a él como a sus hermanos, pero sobre todo a la madre. Nadie se ocupa de ellos, es más son expulsados del colegio, con lo que quedan más a su suerte que nunca.

Es entonces cuando conocerán a Kitten, un chatarrero que le da lo mismo nuevo que robado y que organiza carreras de caballo ilegales. Poco a poco Arbor y Swifty se irán metiendo en este peligroso mundo, donde por desgracia, nada acabará como ellos esperaban.

Yo aún sigo dándole vueltas a la película. Me ha dejado un poquito emocionada. No me esperaba ni el final ni el desarrollo de la historia así. La verdad es que me lo imaginaba más una aventura de cuento, que el resultado final. Aún así, es una aventura, donde los chiquillos intentarán sobrevivir cuando todo les viene de frente, cuando no tienen nada a lo que agarrarse ellos estarán juntos cuidando el uno del otro. Pero siempre ocurre algo, en este caso envidia, codicia… y todo ello les llevará al precipitado final.

La directora cumple su función fantásticamente. Lo hace genial. Con un guión muy sencillo, cargado de silencios, con actos y miradas. Casi no se puede oír música, sino más bien todo está callado para que nos centremos en la acción… vamos me ha parecido impresionante. Sin olvidar a los dos chicos, tanto Connor Chapman como Shaun Thomas, ambos protagonistas tienen una química impresionante. Por lo tanto para mí la película es de 9, hasta ahora lo mejor del festival.

Crítica en Pandora Magazine

Anuncios

4 thoughts on “80. “The Selfish Giant” de Clio Barnard”

    1. Sí, la verdad es que dejando de lado ciertos tópicos, es una fantástica visión. Además que el clima, los actores británicos y demás ayudaron mucho a la producción. No sé, son pequeñas excepciones que hacemos en la vida… jajajaja

      Me gusta

¿Qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s