★★★ | Buena·Películas·Películas vistas en 2014

100. “Snowpiercer” de Bong Joon-ho

CRÍTICA COMUNITARIA DE #ELCLUBDELCINÉFILO

?????????

100. Rompenieves (Snowpiercer). Bong Joon-ho (2013).

Hace unos días se estrenaba “Snowpiercer” que han titulado en España “Rompenieves”, cosa bastante innecesaria, porque hay ocasiones que es mejor dejar el título original, pero una vez superado ese pequeño cambio nos centramos en el filme de Bong Joon-ho.

La cosa trata sobre un fallido experimento para solucionar el calentamiento global que acabó con la mayoría de vida existente en el planeta. El último tren llamado Snowpiercer (Rompenieves) se mueve en círculos por el mundo, con un motor en perpetuo movimiento, a través de un desierto de hielo y nieve. Los últimos supervivientes de la Tierra se amontonan en sus vagones, divididos entre la clase explotada, que vive en la sección de cola sufriendo hambre y frío, y la clase poderosa, que viaja en los primeros vagones con todo tipo de privilegios y excesos. La vida en el tren es un círculo vicioso hasta que un día, un joven llamado Curtis (Chris Evans), líder de la sección de cola, decidirá cambiar el estado de las cosas, al mismo tiempo que descubrirá todos los secretos del tren y de la propia condición humana.

“Snowpiercer (Rompenieves)” sembró numerosos elogios en la crítica especializada del XI edición de Cine Fantástico, además la película es las más caras del cine surcoreano ya que costó alrededor de unos 40 millones de dólares, cosa que recuperó en apenas 10 días de taquilla, además en España podemos disfrutar del metraje completo y sin censura ni cortes. Pero todo tiene un precio porque hubo una “batalla campal” entre director y distribuidor con reproches de por medio a modo de metáfora sobre la película.

El largometraje está basada en la novela gráfica “Le transperceneige” de Jean-Marc Rochette y Jacques Loeb, reeditada en España con el nombre de “Rompenieves” de ahí el cambio de título para crear un pequeño vínculo. Según el director fue casi un flechazo a primera vista, ya que se leyó el volumen completo de pie en la tienda de cómics donde lo adquirió y empezó la concepción cinematográfica.

La película nos sitúa dentro de un convoy que recorre una tierra desértica y helada donde la poca población que queda está segmentada, mientras que unos viven por todo lo alto, los otros sufren de hambre, frío y toda falta de privilegios hasta que el Capitán América, que diga Curtis, lidera a los “esclavos” al principio del tren para tomar las riendas, pero necesitan la ayuda del que diseño las puertas que cierran cada vagón.

Una vez en marcha, vivirán enfrentamientos, verán cómo funciona todo y tendrán que luchar por lo que ellos merecen con numerosas referencias políticas, filosóficas, de crítica social y estrafalario humor. Todo ello muy bien ambientado en un decorado que se construyó en la República Checa de más de 650 metros de longitud.

El tren supone el único lugar de rodaje, no veremos más allá, sino que estaremos hacinados con los personajes en el vagón, estrechamente filmado para dar una sensación de caos, agobio y unión entre los que perpetrarán el alzamiento, esto supone una gran idea porque te sientes más identificado con los protagonistas del golpe, aunque es verdad que en los primeros 40 minutos te cuesta meterte de lleno en la historia, hay muchas cosas dispares, al principio parece “El show de Truman” (1998) en un tren, después parece una ruleta rusa que no sabes que te encontrarás… pero por fin empieza la acción, la narración y la historia que hacen que te mantengas pegado al asiento viento al Capitán América tomar el mando del motín.

Toda esta parte funciona, ya que es más o menos la clásica historia de liberación, pero en un mundo entre la ciencia-ficción distópica y los clichés del género, pero muy bien narrado visualmente por Bong Joon-ho, responsable de título orientales tan emblemáticos como “Memories of Murder” (2003), “The Host” (2006) o “Mother” (2009), que además ha adaptado el guión junto a Kelly Masterson (“Antes que el diablo sepa que has muerto”, 2007). La banda sonora corre a cargo de Marco Beltrami que fue nominado al Oscar por “En tierra hostil”

El reparto está formado por potente Chris Evans al cual conocemos perfectamente por su papel de Capitán América, donde aquí toma las riendas a modo de protagonista, un joven líder con la cabeza fría de un estratega cuyas acciones demuestran que está dispuesto a arriesgar su vida, aquí Evans lo hace mejor que en otros títulos. Song Kang-ho toma el rol del hombre que diseñó todas las cerraduras de las puertas y el sistema de seguridad del tren, es la única persona que puede abrir las puertas de los vagones, por lo tanto una clave para el motín. Tilda Swinton como la ministra de Wilford, el creador del tren y la suprema autoridad, ella es la segunda al mando del tren. Ha sido la portavoz de Wilford durante los pasados 17 años, reinando sobre la sección de cola. Vestida con pieles de lujo, predica arrogantemente sobre los nobles valores del motor y sobre el orden, que al igual que “Gran Hotel Budapest”, ayudada del maquillaje hace una magnífico y malvado papel.

Jamie Bell el que fuera “Billy Elliot” (2000) es Edgar, un joven adolescente malhumorado y rebelde que perdió a sus padres y que ha crecido como seguidor de Curtis. Octavia Spencer es una madre desesperada que hará lo que sea para recuperar al pequeño Timmy. John Hurt es Gilliam, el respetado líder espiritual de la sección de cola desde el primer día que el tren comenzó su viaje. Es un santo viviente que trajo humanidad de nuevo a los pasajeros. Ed Harris es el venerado Wilfred, dador de vida por los pocos privilegiados pasajeros en la sección frontal. Pero es considerado la personificación del diablo por los pobres que están oprimidos y hacinados en la sección de cola.

La verdad es que en sí la película me ha gustado bastante, siempre y cuando no trasladaran la imagen fuera del tren, ya que los efectos especiales exteriores son bastante ridículos, más que nada si lo comparas con el nivel actual en este sector, notas enseguida que los efectos visuales supervisados por Eric Durst (“Spiderman 2”) y el coordinador de especialistas es Julian Spencer (“Promesas del Este”) son bastante precarios y restan continuidad a la historia. Aún así la película ha sido más entretenida que lo que auguraban los primeros 40 minutos, porque le ha costado arrancar, una vez dentro de la historia te fascina y engancha a partes iguales. Al final, los efectos especiales de los últimos minutos son magistrales comparándolos con los del principio.

Un guión muy completo, con grandes momentos de diálogo y confesiones pero que al final hay detalles que quedan un poco al azar o en entredicho, por ejemplo, para hablar con un miembro del equipo necesitan un “aparato traductor” que la mitad de las veces ni lo utilizan y se entienden… como son las cosas. Pero bueno, hay que conceder detalles y no ser quisquillosos, en resumen le doy un 6.5 porque el giro de guión tras los primeros 40 minutos de metraje es fantástico, le da otro ritmo a la película.

Crítica en Pandora Magazine

Snowpiercer_7.jpg_cmyk (800x534)

Anuncios

8 comentarios sobre “100. “Snowpiercer” de Bong Joon-ho

¿Qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s