★★★ | Buena, Películas, Películas vistas en 2014

158. “Ojalá estuviera aquí” de Zach Braff

Wish-I-Was-Here-Poster

158. Ojalá estuviera aquí (Wish I Was Here). Zach Braff (2014). ★★★

Todos evolucionamos, cambiamos, maduramos… pero no del mismo modo, ni al mismo tiempo, ni mucho menos como lo pretenden los que nos rodean. ¿Acaso es fácil nadar a contracorriente? Pues no, pero si no hay más remedio que hacerlo para afrontar nuestra vida, pues se hace. Algo así nos quiere transmitir Zach Braff en “Ojalá estuviera aquí”.

Aidan Bloom (Zach Braff) y su esposa Sarah (Kate Hudson) son una pareja de Los Ángeles con lo justo para pasar el mes: ella le mantiene a él y a sus dos hijos con un trabajo mal pagado, y él es un actor mediocre que pasa la mayor parte de su tiempo fantaseando con ser el guerrero espacial que soñaba que sería de niño. 

Cuando se enteran de que su padre está arruinado y enfermo, Aidan y su hermano Noah –cuya relación con aquél siempre fue complicada– se ven forzados a hacer cambios importantes en sus vidas. Aidan se embarca en un caótico intento de educar a sus hijos en casa mientras que Noah intenta reafirmar su creatividad zambulléndose en el mundo del cosplay y las convenciones de cómics.

La película está dirigida por Zach Braff a partir de un guión escrito por él mismo y su hermano Adam Braff, “Ojalá Estuviera Aquí” cuenta una conmovedora y divertida historia sobre lo que significa ser padre, marido e hijo en el mundo actual sin renunciar a todo aquello que nos hace mejores personas.

Cuando hablamos de Zach Braff, no podemos dejar de mencionar su anterior trabajo como director, “Garden State”, en él también lidiaba con la pérdida, pero en otra etapa de su vida, sin ligaduras, hijos o mujer. Aquí debe enfrentarse al fracaso diario de su sueño –ser actor–, que su padre se lo recuerde diariamente, que sus hijos no le terminen de entender y que su mujer esté distante porque lleva el peso de la familia… todo ello sin olvidar que también deberá afrontar una doble pérdida: su padre y su identidad.

A Zach Braff, le acompañan en pantalla Kate Hudson, como su mujer, un papel que defiende bastante bien a pesar de tenernos acostumbrados a comedias románticas de medio pelo. Mandy Patinkin, es el padre de Aidan y Noé, un hombre que siempre tuvo a su esposa para que proyectara sus sentimientos. Josh Gad, como Noé, el hermano superdotado de Aidan que malgasta su vida en una caravana. Por último destacar los cameos de Jim Parson o Ashley Greene, que a pesar de estar poquito en pantalla, son un beneficio para los personajes principales.

¿La recomendaría? Pues depende, creo que según la persona que la vea puede parecerle una película decente –como en mi caso– o la mayor tontería que han visto. Por mi parte le doy un 6, porque los toques filosóficos, dramáticos y sentimentales lo bordan. Sin embargo, le dan más importancia a la religión –en ciertas partes de la película– de la necesaria, por lo que la hacen algo lenta o cansina.

Anuncios

4 thoughts on “158. “Ojalá estuviera aquí” de Zach Braff”

¿Qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s