★★½ | En el límite, Películas, Películas vistas en 2014

209. “El hombre de acero” de Zack Snyder

man-of-steel-poster-5

209. El hombre de acero (Man of Steel). Zack Snyder (2013). ★★½

Reboot de la franquicia de Superman, donde omiten la infancia y adolescencia del joven Kent, salvo por ciertos flashback que hacen alusión a momentos específicos de su adolescencia y su lucha por adaptarse. Además nos enseñan algo que no habíamos visto anteriormente: la destrucción de Krypton.

Desde Krypton, un lejano planeta muy avanzado tecnológicamente, un bebé es enviado en una cápsula a través del espacio a la Tierra para que viva entre los humanos. Educado en una granja en Kansas con los valores de sus padres adoptivos, Martha (Diane Lane) y Jonathan Kent (Kevin Costner), el joven Clark Kent (Henry Cavill) comienza desde niño a desarrollar poderes sobrehumanos, y al llegar a la edad adulta llega a la conclusión de que esos poderes le exigen grandes responsabilidades, para proteger no sólo a los que quiere, sino también para representar una esperanza para el mundo.

Zack Snyder, director de “El amanecer de los  muertos”,  “300” o Watchmen”, entre otras, nos trae una película brillantemente comercializada, tirando de la estela y producción de Christopher Nolan y su “Caballero Oscuro”, con guión de David S. Goyer, un apoyo económico que rondaba los 230 millones de dólares y muchas ganas de dejar atrás el proyecto de Bryan Singer en “Superman Returns”.

Tenemos nuevas aventuras, nuevos personajes y un nuevo villano, no aparece por ningún sitio el archienemigo por excelencia de Superman: Lex Luthor, lo han dejado para “Batman V Superman: Dawn of Justice”. Entonces se podría decir que tiene todo para ser “la película” de Superman de este nuevo mundo de adaptaciones, franquicias y reboots… pero no, para mí le falta la esencia y la frescura que emana Marvel, sobre todo en sus últimas películas, “Los Vengadores” o con una trama más elaborada, “Capitán América: el soldado de invierno”, sin embargo DC Cómics y Warner Bros. abogan por algo más elaborado, sobrio y serio, para un público más adulto, por lo que pierde la chispa que necesitan.

Para mí, una de las partes que más me gustaron e impresionaron –sobre todo en el cine–, fue el principio. Me gustó la idea de ver la destrucción de Krypton, algo que Snyder “se sacó de la manga”, cinematográficamente hablando, al más puro estilo “Star Trek” o “Star Wars”, haciendo que “Man of Steel” sea diferente a las otras películas sobre el héroe. También difiere en que la protagonista femenina, Amy Adams, no sólo es la “novia periodista/florero” del prota, sino que tiene algo de trama, cosa que se agradece, ya que parece que siempre tiene la culpa de que se enfrenten el villano y el héroe, cosa que aquí ocurre a medias. También hay que decir, que la película no incluye la historia completa, sino que a modo de flashback nos muestran los hechos que llevaron a Clark Kent, Henry Cavill, a convertirse en el superhéroe que necesitan –parafraseando “El caballero oscuro”--, ya que si queremos ver, en vez de leer, tenemos ‘Smallville’, donde a través de 9 temporadas vemos a un Clark evolucionar de granjero pardillo a periodista y héroe, enfrentándose a unos 22 ¿mutantes? por temporada.

El elenco de “Man of Steel” es amplío y muy variado, tenemos a actores veteranos que dan un toque de seriedad a la película y por otra parte tenemos a los que, para bien o para mal, llevan la trama sobre sus hombros. Los protas buenos: Henry Cavill le da vida a Clark Kent, un superhéroe con una expresividad casi nula, que de  la noche a la mañana sabe volar; y Amy Adams es Lois Lane, un personaje interpretado correctamente, lejos de la citada novia-florero, pero algo repelente. Si nos pareció rápida la manera Clark de manejar sus poderes, no parpadees que si no te pierdes la historia de amor entre ellos. El villano: Michael Shannon, hace de general Zod, con pinta de haberse juntado con Nero, el villano Klingon de “Star Trek”, en la zona fantasma, su objetivo es el mismo que el de todos los villanos: acabar con el héroe o con lo que el aprecia.

Los veteranos: Russell Crowe, como Jor-El, el padre biológico y concienzudo que todo lo sabe. Kevin Costner, como Jonathan Kent, el padre adoptivo y sacrificado de Clark. Diane Lane es Martha Kent, a la cual no le habría pasado nada si le hubieran dado un poquito más de peso en la historia o un diálogo que mereciera la pena con su retoño. Ayelet Zurer, como Lara, la madre biológica, a la par que anecdótica, del héroe. Laurence Fishburne está aquí en plan “voy a cobrar una pasta y a ver si no me esfuerzo mucho”.

En resumidas cuentas, ganando la batalla de “en contras”, para mí la películas es de 5. Sí, puede parecer una mala nota, que lo es, pero es que tampoco me deslumbró tanto como imaginaba… como se puede haber notado durante la crítica. Me llegó a entretener, tanto en el cine como en mi casa, pero no me llegó a fascinar.

Tengo que concederle algunas cosas positivas, entre ellas esa manera de deslumbrarnos con los carísimos efectos especiales, pero a la vez, ese es su mayor problema. El intento de Snyder de ser tan correcto y cuadriculado, centrándose en mil cosas a la vez, hace que lo importante quede de lado, tanta artificialidad hace que la actuación parezca casi secundario, hasta hay momentos en los que el el héroe está como por obligación, cosa que hace que le sobre metraje de efectos especiales y le falte para darle profundidad y verdad a la historia.

Anuncios

10 thoughts on “209. “El hombre de acero” de Zack Snyder”

¿Qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s