★★★½ | Supera la media, Películas, Películas vistas en 2016

335. “Quiéreme si te atreves” de Yann Samuell

quiereme-si-te-atreves-original

335. Quiéreme si te atreves (Jeux d’enfants). Yann Samuell (2003). ★★½

Nunca he sido una gran consumidora de cine romántico, es más, soy algo escéptica en cuando al “felices para siempre” de la mayoría de comedias románticas (simples). Salvando las de Disney, creo que mi nota media en cuanto a este género ronda el 5, sin embargo a veces surge la magia entre una película y yo… y acaba gustándome. Este ha sido mi caso.

Lo que comenzó como un juego de infancia entre Sophie (Marion Cotillard) y Julien (Guillaume Canet), un juego de atrevidos retos, con el tiempo se ha convertido en una forma de vida. Sophie y Julien llevan ese juego hasta el límite, se burlan de todo y de todos y se hacen daño deliberadamente. Moderno cuento de hadas que relata una grotesca y hermosa relación de amor-odio.

No todo en la vida es color de rosa por mucho que Yann Samuell intente contárnoslo a través de la grandísima Edith Piaf en cuanto tiene un momento musical en “Quiéreme si te atreves”, por cierto, qué coincidencia, Marion Cotillard luego sería en pantalla grande Piaf en la película “La vida en rosa” por cuya actuación ganó un merecidísimo Oscar. Y qué curioso también que tras esta película y unos años después Marion Cotillard y Guillaume Canet se encontraran en lo personal. Vamos que sí, que parece ser que la película tiene cierta magia romántica.

Al principio todo es un juego entre dos niños, una forma de pasar el rato y ver un mundo diferente, dejando de lado el tema de la inmigración para Sophie y la trágica enfermedad de la madre de Julien. Este juego les ayudará a forjar un vínculo entre ellos, sin embargo conforme van creciendo y avanzando en sus vidas, los retos son cada vez mayores y más comprometidos. No sólo les afecta a ellos, sino que meten a terceras personas en su juego, haciéndose daño entre ellos y a los que los rodean. Un círculo vicioso donde el orgullo juega un gran papel, tanto en el bando de ella como en el de él, a pesar de que saben (o sabemos) que el destino les tiene guardado un doble pasaje, para que estén juntos.

Pues bien, entre saltos en el tiempo, promesas, retos, atrevimientos y mucho orgullo se desarrolla “Quiéreme si te atreves”, una película romántica donde Marion Cotillard y Guillaume Canet despliegan una gran química, con momentos interesantes y un guión bastante decente, sobre todo hay un monólogo que se marca el personaje de Julien que merece la pena escuchar, un poco a lo “Trainspotting”, para que negarlo. Para Marion Cotillard no es el inicio de su carrera, pero sí el comienzo de la ascensión, ganando el Oscar 4 años después. Para Guillaume Canet también es un buen éxito, aunque él ya había dirigido, co-escrito y protagonizado el drama “Mi ídolo”, el cual estuvo nominado en dos categorías en los Cesar y una en los Premios de Cine Europeo. Para el director Yann Samuell, este debut fue su pelotazo, ha hecho películas después, pero la trascendencia de ellas es bastante nula.

¿Le ponemos una nota? Pues se quedará con un 7. Tengo que admitir que me ha gustado bastante, hay momentos románticos y momentos algo retorcidos que atrapan. No es para ponérmela en bucle, pero sí para volver a echarle en un futuro un vistazo. Además todo lo que tenga que ver con los romances en francés suena muy bien, sobre todo a labios de Marion Cotillard, una de mis actrices favoritas.

Anuncios

12 thoughts on “335. “Quiéreme si te atreves” de Yann Samuell”

      1. Es que es tan linda. No he visto mucho cine francés pero es de mis más amadas (también me gusta mucho Les Chansons d’amour, que es musical).

      2. Yo me estoy poniendo últimamente con el cine francés y europeo en general. He visto la “trilogía de los colores” y la verdad es que me han encantado las tres. Muy recomendables.

      3. Son tan lindas!! Mi favorita siempre fue Blanc porque la encuentro más liviana que el resto, pero la música de Bleu, diosmio, pienso en la sinfonía y se me paran los pelos de emoción.

      4. A mí me gustó muchísimo la 1ª, todas tienen una muy buena nota en mi ranking, pero la 1ª con Juliette Binoche me encantó. La 2ª es diferente, menudo giro. La 3ª es muy reflexiva, pero también me gustó mucho. Intersantes las 3.

  1. Me pasa lo mismo con las películas románticas, y esta fue también mi excepción. También lo fue Amelie. ¿Los franceses saben cómo contar las historias de amor, o me parece a mí? jaja

    1. Gracias por pasarte. “Amélie” me transmitió muchas cosas, la verdad es que también es un peliculón. Yo creo que sí, que los franceses y “el amore” son sinónimo, porque son lo que más hacen, filmográficamente hablando y con grandes ejemplos.

¿Qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s