★★★★ | Muy, pero que muy buena, Películas, Películas vistas en 2016

351. “Philomena”de Stephen Frears

Philomena-Poster

351. Philomena. Stephen Frears (2013). ★★★★

Un éxito a nivel de nominaciones, hasta un total de 70 candidaturas en un montón de festivales y premios, entre ellos tres nominaciones en los Golden Globes Awards y cuatro en los Oscar y BAFTAs, sin embargo a la hora de recibir premios fue tratada más modestamente, por ejemplo, ese fue el año de Cate Blanchett como actriz principal o de “12 años de esclavitud”, sin olvidar a “El lobo de Wall Street”.

Basada en hechos reales. La irlandesa Philomena Lee (Judi Dench), de adolescente vivía en un internado de monjas, cuando se quedó embarazada y se vio obligada a “ceder” a su hijo en adopción. Cincuenta años después, decide contárselo a su hija (Anna Maxwell Martin), la cual coincide con un periodista de la BBC, Martin Sixmith (Steve Coogan), al que convence para que cuente la historia de su madre y por ende a buscar a su hijo.

La película, producida y co-escrita por el propio Steve Coogar, está basada en el libro de Martin Sixmith, donde la amistad, la fe y el valor en los tiempos difíciles se aúnan para contarnos una dramática historia que nos tocará el corazón. Judi Dench, como Philomena y Steve Coogan, como Sixmith, encabezan el reparto de “Philomena”, narrada con dosis de humor, mucho positivismo, ternura y dramatismo por Stephen Frears.

Philomena Lee, una grandísima Judi Dench, interpreta a una humilde pero siempre bienintencionada mujer de setentaytantos años que se ha pasado los últimos cincuenta buscando a su hijo, a pesar de que su familia no conocida de su existencia. La historia de Philomena, es una de tantas de las que se ha tratado de silenciar durante medio siglo, no sólo en Irlanda, eso ha ocurrido en muchísimos sitios, aquí tenemos los casos de niños robados. La historia nos cuenta cómo la estricta sociedad de la época le robó a su recién nacido y la condenó a seguir ingresada en un convento como castigo/pago por quedarse embarazada tan joven, ya que salir de ahí era más costoso que quedarse, ser ingenua y aguantar. Tras muchos años de buscar sin respuestas y puertas cerradas, ya en su senectud, ayudada por un escéptico periodista sin sentido del humor, unirán sus fuerzas para desembarcar en un viaje inolvidable entre dos contenientes en busca de la verdad y de la justicia, cosa que cambiará ambos protagonistas para siempre.

“Philomena” se interpretar o ver de dos maneras. Puedes verla desde el punto de vista de la protagonista, una mujer cuya bondad parece que la hace tonta, pero todo lo contrario, es lista a su manera, amable y servicial, una persona que prefiere ser buena con todo el mundo, ya que algún día lo recibirá, a pesar de todo lo que pasó en el hospicio de joven. O puedes interpretarla como Martin, que en sí es la mirada escéptica del espectador, el que ayuda a Philomena a ir tras las migas de pan que dejó la adopción de su hijo, el que una vez descubre la verdad se enfada, no con la reacción de Philomena, sino con todo el que ha tenido que ver que el momento ansiado no se haya podido producir. Y yo lo siento, pero soy como Martin, yo no podría perdonar a nadie que arrebatara a un hijo de su madre por haber “cometido el pecado de la carne”, eso es algo que no entra en mi mente, que es difícil de asimilar. Por mucho que Philomena no pudiera darle todo lo que Michael consiguió con su nueva familia, ella tenía sus derechos, que fueron arrebatados por monjas, sin mirar por nada más que por la ceguera de la religión y el cheque que recibían por ello.

Sin entrar en más detalles sobre la historia, que con poquito que hayáis leído sobre ella sabréis como acaba. Y sin entrar tampoco en la moralidad de las acciones de esas mujeres, la película es abrumadoramente sutil, con un gran valor social y emotiva.

¿Le ponemos una nota? Para mí se va a quedar en el 8 porque me gustó, seguramente le haya inflado un punto la nota, pero la actuación de Judi Dench, el acento irlandés, esa esencia naíf que la rodea pero que a la vez la hace tan sabia y positiva es un gran punto a favor de la película. Como contrapartida tenemos a Steve Coogan que al principio es reticente, pero al final acaba cogiéndole a Philomena tanto cariño como el espectador. Muy recomendable.

Anuncios

2 comentarios en “351. “Philomena”de Stephen Frears”

¿Qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s