★★★½ | Supera la media, Películas, Películas vistas en 2016, Sagas, X-Men

356. “X-Men: Apocalipsis” de Bryan Singer

XMen Apocalipsis_Poster Final

356. X-Men: Apocalipsis (X-Men: Apocalypse). Bryan Singer (2016). ★★½

Que las películas de mutantes (y superhéroes en general) son mi particular guilty pleasure, no es algo que vaya a descubrir de mí misma en esta crítica, hay películas y películas (para todos) que medimos con una vara diferente a la hora de dar una nota o ser más o menos considerados, pues bien, la Saga X-Men entraría en ese rácord personal.

Años después de los acontecimientos de “X-Men: Días del futuro pasado”, concretamente en 1983, el invencible e inmortal Apocalipsis (Oscar Isaac) es puesto en libertad tras haber estado sepultado durante varios milenios. Enfurecido por el hecho de que los de su clase ya no sean tratados como dioses, Apocalipsis recluta a un equipo de potentes mutantes, incluyendo un desmoralizado Magneto (Michael Fassbender), con el fin de destruir a la raza humana y crear un nuevo orden mundial, en el que él reinará. Para acabar con el camino de destrucción global emprendido por Apocalipsis, Mística (Jennifer Lawrence) y el Profesor X (James McAvoy) lideran un equipo de jóvenes X-Men en un épico enfrentamiento contra un enemigo aparentemente imbatible.

Ha pasado un tiempo desde que Logan/Lobezno cambió el curso de los acontecimientos gracias a su actuación en “X-Men: DoFP”, sin embargo ahora se deberán enfrentar al primero de los mutantes, a un ser invencible e inmortal que ha ido generando el caos hasta que fue sepultado durante varios milenios. En los 80’s será puesto en libertad y buscará a cuatro mutantes, los jinetes del apocalipsis, para que le ayuden a llevar su propósito a cabo: cribar el mundo y reinar sobre los que sobrevivan, tras generar, como su nombre bien indica, un apocalipsis.

Pues bien, el todopoderoso mutante se rodeará de Tormenta, un Magneto al que le ha sido arrebatada su familia, la experta luchadora Psylocke/Mariposa mental y Ángel, se deberán enfrentar a un grupo de mutantes que no está a favor de que los utilicen a su antojo, un grupo de jóvenes que son parte de la escuela de Charles Xavier, los cuales son liderados por el propio Profesor X, Mística o Bestia en contra del malo.

En pocas palabras, “X-Men: Apocalipsis” tiene sus más y sus menos, no hay que mentirse. Dejando de lado que como adaptación del cómic no le llega ni a la suela de los zapatos, y qué como mucho han cogido al malo y un par de detalles de ese arco argumental, podemos empezar a hablar de la película, como continuación de las dos anteriores, ya que si echamos la memoria atrás veremos que hay más agujeros de guión que en una fábrica de rosquillas.

Dentro de las cosas que más me han chirriado ha sido el propio Apocalipsis, interpretado por un Oscar Isaac que a la hora del doblaje a perdido fuelle, por  no mencionar que la estética en sí no me ha terminado de convencer, era demasiado artificial como para creérmelo. Pues bien, a Apocalipsis le ocurre más o menos como a Ultrón de “Vengadores: La Era de Ultrón”, el discurso y la falta de carisma le pierde y acaba siendo un malo malísimo a medio gas, que si no fuera por la escena que comparte con Quicksilver no tiene nada que destacar, salvo palabrería, egocentrismo y un odio infundado por una televisión, os suena, ¿no?

Otra de las cosas que me han dejado un poco fría es la poca presencia real de ciertos personajes que a priori parecían más importantes, hablo de Júbilo, que salía en el tráiler y lo único que hace es mascar chicle, la propia Psylocke/Mariposa Mental, la cual por el número de entrevistas y demás parecía parte crucial de la película, y en realidad podría haber tenido más acción y sustancia, así por nombrar unos cuantos.

Los aciertos de “X-Men: Apocalipsis” son unos cuantos. Por ejemplo, a pesar de que tiene agujeros de guión, son coherentes con la trilogía en la que estamos, es decir, vemos una evolución real de las personalidades importantes, la columna vertebral de los mutantes, y para qué mentirnos, gracias a la anterior película hicieron una especie de borrón y cuenta nueva, así que lo que nos cuenta Simon Kinberg en el guión, podemos aceptarlo (a medias). Además, sí a esto le sumamos las nuevas incorporaciones, en plan reboot de los personajes más míticos de la Patrulla X, pues es algo de agradecer para cerrar el ciclo y tal vez comenzar otro.

Repasemos un poquito el elenco. Tenemos una película encabezada por James McAvoy, Michael Fassbender, Jennifer Lawrence y Nicholas Hoult, que son el eje central de esta 2ª trilogía, interpretando al Profesor X, Magneto, Mística y Bestia. Los cuatro están a la altura, aunque acomodados, exceptuando tal vez a Fassbender que es el que más drama tiene en la película, los demás están interesantes, pero no fascinantes, se nota que pasarse medio día para que te pinten de azul no tiene que ser divertido, porque la Mística de Jennifer Lawrence, con la excusa de que es una heroína por los acontecimientos de “X-Men: Días del futuro pasado” y se quiere esconder de eso, se le pasa la película sin apenas transformarse.

Rose Byrne vuelve a ser Moira MacTaggert, la agente de la CIA que empatiza con los mutantes y que guarda un pasado con el Profesor X, aunque ella no lo recuerde. Lucas Till es Alex Summers/Havok, que ya vimos en las anteriores películas de la saga. Y por último tenemos a Evan Peters como Peter Maximoff/Quicksilver, el cual tiene la mejor secuencia de la película.

En cuanto a las nuevas incorporaciones, yo destacaría por encima de todos a Sophie Turner, la cual ha sido más Fénix que Famke Janssen en una trilogía y que a priori era el fichaje que menos me convencía, sin embargo ha sabido ganarse la personalidad de Jean Grey y creo que puede ser el eje central (junto a los compañeros presentados) para seguir con las aventuras mutantes. El otro destacado es Kodi Smit-McPhee como Rondador Nocturno, ¡cómo me gusta este mutante!, me dio una rabia cuando no apareció en X-Men: la decisión final” impresionante, sin embargo aquí Singer lo vuelve a traer y es una de las cosas más acertadas.

Más nuevas incorporaciones: Olivia Munn como Mariposa mental/Psylocke, la cual para mí esta desaprovechadísima. Alexandra Shipp como Ororo Monroe/Tormenta, que tiene una personalidad muy diferente a la que interpretó Halle Berry. Ben Hardy es Ángel/Arcángel, cuya parte es la única que sí está sacada del cómic, ya que Apocalipsis es el que le da las alas de metal orgánico. Tye Sheridan es el joven Scott Summers/Cíclope hermano de Havok, un personaje destinado a liderar a los X-Men pero aquí se le ve algo inseguro y  atraído por Jean Grey, aunque sienta las bases de lo que será. Oscar Isaac es En Sabah Nur/Apocalipsis, el primero y más poderoso de los mutantes, que tiene habilidades infinitas ya que las ha ido absorbiendo de otros mutantes. Lana Condor es un reflejo de Júbilo, la cual no llega ni a enseñar lo que es capaz de hacer.

La primera hora de metraje, a pesar de que es carente de acción, es muy interesante ya que vemos como Apocalipsis recluta a los jinetes y tenemos una presentación, sobre todo con el turno de Magneto, dónde se toma un poquito más de tiempo y se agradece. A partir de ahí se van acumulando momentos, salvo por el discurso del antagonista, la película tiene un buen ritmo, sobre todo si le sumamos lo que para mí es “la secuencia” de la película, el momento Quicksilver en su llegada a la escuela de Charles Xavier, con esta escena (y la de su anterior película) ha ganado por goleada a su homónimo vengador, ya que a nivel de efectos especiales y música es absolutamente impresionante.

Resumiendo, “X-Men: Apocalipsis” es lo que es, un blockbuster para entretener, que se basa en los cómics hasta cierto punto, ya que esta trama es más bien para una serie de Netflix que para una película de 120 minutos, no es una obra maestra, para eso tenemos “El Padrino”, esto es otra forma de cine y vemos que respecto a la trilogía original, han madurado, pasan más cosas, más acción y hay personajes míticos que siguen ahí, gracias por el cameo Hugh Jackman, y eso se agradece, por lo tanto, para mí es una película de 7 (o 6.5 para los que piensan que soy generosa) que me entretuvo y no me importará comprar en blu-ray cuando salga a la venta.

Como punto final, a pesar de que Bryan Singer ha hecho un inmenso trabajo y aportación al género de los superhéroes y los mutantes en particular, debería dar carpetazo al asunto y dejar que otro director se encargue de esto, ya que a pesar de haber sentado las bases y ser un precursor, se nota que esta película no es todo lo que sí fue en su momento “X-Men”. Le pasa igual que a Zack Snyder, se “han sentado” en el butacón de director de y a veces se necesita una revisión para amplirar las expectativas.

Anuncios

10 thoughts on “356. “X-Men: Apocalipsis” de Bryan Singer”

  1. Prácticamente de acuerdo en todo, aunque a mí me gustan los dos Mercurios, tanto el de X-Men como el de Los Vengadores, son diferentes pero cada uno tiene su propio encanto. Saludos 🙂

    1. Gracias por pasarte, claro, sí, yo no digo que el otro no me guste, pero aquí en X-Men tiene la esencia de lo que es el mutante, en el otro es él sí, pero la escena importante, no le llega a la suela, cosa que aquí sí.

  2. ¡Muy bueno, María Jose! Estoy de acuerdo con mucho de lo que decís. Y es que cuando lo analizás te das cuenta que merece bastante crítica pero cuando son nuestro punto débil, hay que aflojar. A mí las películas de X-Men me suelen generar una debilidad también. Hay algo sobre los mutantes que me encanta.

    Qué lástima que la viste doblada, la voz de Apocalypse le aportaba bastante creo.

    1. Hola Scarlett, una pena, en mi zona sólo traen el cine así. De todas formas como caerá en blu-ray, y si la tengo en casa suelo ver el cine en su idioma original, pues seguramente que suba ese apartado. Por lo demás es como todo, si algo te gusta, no utilizas la misma vara de medir, al menos yo lo hago así.
      Muchas graciaspor pasarte 🙂

  3. Pues sí, coincidimos bastante. Veo que a ti tampoco te convenció mucho el doblaje que le pusieron a Oscar Isaac, a ver si cuando la vuelva a ver en V.O mejora.

    Y lo de que salga tanto Jennifer Lawrence sin transformarse imagino que es por lo que dices, por las horas de pintura (aunque creo que en las últimas pelis le pusieron un traje en vez de maquillaje) y también imagino que por el caché de la actriz.

    Muy buen análisis María José, ahora a esperar qué deciden hacer en el futuro. De momento hay noticias sobre una serie de televisión de Noah Hawley (Fargo).

    Saludos

¿Qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s