★ | Ufff... Muy mala, Películas, Películas vistas en 2016

363. “La bendición” de Chuck Russell

2000-poster-bless_the_child-1

363. La bendición (Bless the child). Chuck Russell (2000).

Tras “Erin Brockovich” el pasado fin de semana, en TVE empezaron los créditos de una película que parecía ser de terror o al menos suspense, por lo que hice caso omiso de mi racionalidad, ya que empezó a gritarme advertencias en mayúsculas desde un rincón, y dejé la película de Kim Basinger, sin cortes, como un disparo a bocajarro. La próxima vez haré caso a mí conciencia y haré el esfuerzo de levantarme a por el mando por muy a gusto que esté.

Maggie O’Connor (Kim Basinger), una enfermera que reside en Nueva York, recibe una inesperada visita en Nochebuena, su hermana Jenna (Angela Bettis), aparece en el portal de su casa con su hija recién nacida y su drogodependencia a cuestas. Tras una serie de reproches, la hermana pequeña huye y le deja a la pequeña Cody a su hermana, la cual parece ser que posee poderes extraordinarios.

Pues bien, así contándolo no parece algo tan malo. Pero no os engañéis, lo es. Tras desaparecer la hermana, tenemos una serie de escenas donde se da a entender que la chiquilla posee poderes, exactamente no sé cuales, parece ser que el que más controla es el de hacer dar vueltas a las cosas con un dedo. Y curar un pájaro. Pues bien, mientras que esto se sucede, a la vez en la ciudad están ocurriendo una serie de secuestros y asesinatos a niños de 6 años, por lo que aparece un agente del FBI, interpretado por Jimmy Smits, que parece que va más encaminado que todo el departamento de policía de NY. Kim Basinger por su lado conocerá a Christina Ricci, más bien un par de cameos de la actriz, la cual dará a entender que conoce a su hermana y que ambas estaban metidas en una especie de secta satánica.

Tras una serie de acontecimientos, aparece de nuevo Jenna, casada con un ricachón y satánico Eric Stark, el cual viene acompañado de una especie de Señorita Rottenmeier con cara de agria. Los tres se llevarán, más bien robararán, a la niña alegando que Maggie no es su madre y blah blah blah, por lo que Kim Basinger tendrá que actuar para recuperar a su sobrina, acudiendo al agente del FBI, John Travis.

Y no voy a contar más, porque si tenéis curiosidad, el final, el despliegue de “efectos especiales” y demás, es para contemplar bajo responsabilidad propia. De por sí la película era telenovelesca, pero le añaden un malo con el ojo pipa, que estás más preocupada de que te guiñe el ojo que de lo que quiere hacer, luego está la Rottenmeier y por último, y no menos importante, la sobreactuación extrema que se marca Kim Basinger, muy lejos de ser algo anecdótico, es de las películas por la que eres nominada en los Razzies, cosa que le ocurrió a la actriz. También hay que sumarle el guión ese que intenta jugar con el bien y el mal, con Dios y Belcebú de por medio y se queda en una cosa satánico-festiva un tanto irrisoria, como cuando se tocan estos temas.

Entiendo que hay actrices de renombre olvidadas, llamémosla Kim Basinger. Tuvo una explosión, ganó un Oscar en 1997 por actriz secundaria en “L.A. Confidencial” y tras eso, su carrera ha caído en picado. Pero también hay que ser sinceros y saber que Kim Basinger no es Meryl Streep, vamos, no tienen ningún punto de comparación. Aclarado esto, y sin olvidar los retoques de botox que lleva encima, muchos de los papeles de las últimas dos décadas son deplorables, una caída en picado de su carrera cinematográfica, y este es un claro ejemplo.

¿Le ponemos una nota? Pues se queda con el 2. No tiene nada destacable, sino más bien al contrario, es previsible, con un final bochornoso, una Kim Basinger que no termina de encajar y una estructura/guión cuyo mejor destino hubiera sido en un retrete público, pero Paramount (y Icon Productions) tuvo el valor de apostar 65 millones de dólares en esto.

Por cierto, habrá que ver a Kim Bassinger como la Señora Robinson/Elena Lincoln en “Cincuenta Sombras de Grey más oscuras”, un papel que le viene como anillo al dedo, debo añadir, este es más su estilo cinematográfico, para qué engañarse.

MSDBLTH EC003
BLESS THE CHILD, Kim Basinger, Jimmy Smits, 2000
Anuncios

3 thoughts on “363. “La bendición” de Chuck Russell”

    1. Yo la ví porque puse la televisión y me dí cuenta de que estaban echando Erin Brockovich, y estaba terminando y la dejé, luego empezó esa y “le quise dar una oportunidad”, porque no sabía ni de que iba, ni quien la protagonizaba ni nada hasta que apareció en los créditos, a veces, la 2ª película que echan tras “la buena” también está bien, así vi yo Moon, entre otras, pero esta vez no hubo suerte.
      Un saludo :)

      Me gusta

¿Qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s