★★★½ | Supera la media, Películas, Películas vistas en 2016

393. “Julieta” de Pedro Almodóvar

Julieta-poster-Pedro-Almodovar

393. Julieta. Pedro Almodóvar (2016). ★★★½

Si no te vas, te voy a dar mi  vida, sino te vas, vas a saber quién soy. Vas a tener lo que muy pocas gentes, algo muy tuyo, mucho, mucho amor.
[…]
Si tú te vas, se va a acabar mi mundo, el mundo donde sólo existes tú. Y no te vayas, no quiero que te vayas, porque sin tú te vas, en ese mismo instante muero yo.

Pedro Almodóvar es de esos directores que, para bien o para mal, nunca dejan a nadie indiferente con uno de sus films, “Julieta” no es la excepción. Aquí aborda su película más fuera de sus cánones, con una protagonista interpretada magníficamente por dos actrices: Emma Suárez y Adriana Ugarte, en la búsqueda de la redención y su propio perdón.

Tras encontrarse con alguien de su pasado, Julieta decide dejar todo y volver a su antiguo barrio, donde vivía con su hija Antía. A partir de ahí, repasaremos la vida de Julieta, desde el encuentro con el padre de su hija en 1985, hasta lo que le ha llevado a dejar su presente y volver la vista atrás, a algo que había intentado borrar, ese dolor que se siente cuando te abandona un ser querido.

Como bien he dicho en la introducción, nos encontramos al Almodóvar menos almodovariano desde “Volver”. Dejamos atrás los personajes diferentes y únicos a los que nos tiene acostumbrados, a esos enredos de guión, los giros tan característicos y esa dirección entre varios géneros, para meternos en un drama, de pies a cabeza, sin dejarnos tomar aire, basado en los relatos “Destino”, “Pronto” y “Silencio” de Alice Munro, incluidos en su libro “Escapada” de 2004.

La película comienza enseñándonos a una mujer adulta llamada Julieta, interpretada por Emma Suárez, que decide mudarse a Portugal con su pareja, Darío Grandinetti. Pero la casualidad hace mella en su vida cuando se encuentra con Beatriz, Michelle Jenner, una amiga de la infancia/adolescencia de su hija Antía, que le hará volver a recordarla y a analizar cómo la perdió. Pero esa retrospectiva en su vida, hará que vuelva a ella todo el dolor que intentó aparcar cuando su hija desapareció, esa desolación que la inundó. Para llegar a ese momento, Julieta decide mudarse al edificio que fue su casa y donde vivió su con hija, para aflorar más aún los recuerdos. Allí comienza a escribir una carta/relato a su hija contándole (y contándonos) su historia, desde que conoció a su padre allá por 1985 en un tren.

Al volver la vista atrás es donde aparece Adriana Ugarte, interpretando a la Julieta veinteañera, cómo conoció a Xoan, interpretado por Daniel Grao, el padre de Antía y que ocurrió en este periodo de 30 años que separan 1985 y 2015.

Sinceramente no creo que sea la mejor película de Pedro Almodóvar, pero sí que es un despunte tras las últimas producciones, porque “Los amantes pasajeros” para mí, es de lo peor de su filmografía, es mala con avaricia. “Los abrazos rotos” (2009) y “La piel que habito” (2011), a pesar de no ser malas películas, porque no lo son, no llegaron al nivel que nos acostumbró en “Todo sobre mi madre” (1999), “Hable con ella” (2002) o “Volver” (2006)  –y sí, he descartado “La mala educación” (2004) porque fue regular dentro de las tres que he nombrado–.

“Julieta” es un melodrama materno-filial de cocción lenta pero segura. A pesar de que podemos intuir ciertos hechos, la sinceridad con la que nos lo cuenta Emma Suárez y Adriana Ugarte, de una forma tan pasional y a la vez madura, con ese desgarro,  hablándonos del dolor de la pérdida y la ausencia de los seres queridos, de una forma tan contenida y sutil, deslizándose extremadamente bien entre los tópicos que rodean el género,  que es difícil no sentirse identificada en algún momento con la protagonista.

Una cosa que me ha parecido maravillosa es el trabajo de Emma Suárez y Adriana Ugarte, ya que interpretan a un mismo personaje en dos épocas distintas de su vida, pero que se mueven entre flashbacks haciendo que ambas actrices estén presentes en la narrativa de la otra y viceversa. El trabajo de contarnos con dos personajes una misma historia es abrumador, se han amoldado a la perfección, mostrando una coordinación de matices comunes que hacen que ellas brillen, pero que el personaje sea el mismo a pesar de tener dos voces distintas. Un gran trabajo por parte de ellas, pero también por parte de Almodóvar. Además tengo que destacar la escena en la que los personajes se funden, pasando de una Julieta joven a una Julieta madura.

El resto del reparto, más secundarios que otra cosa, aportan a la historia mucho dinamismo, desde Darío Grandinetti, la habitual Rossy de Palma, Daniel Grao, Priscila Delgado, Michelle Jenner o la gran Inma Cuesta. Como siempre, unos mejor que otros, pero con roles y matices muy interesantes.

Por otro lado también destacar la BSO de Alberto Iglesias, la paleta cromática de colores que se ha utilizado tanto a nivel de diseño de producción como de diseño de vestuario. Los aspectos técnicos muy cuidados, como siempre que Almodóvar dirige, esas secuencias tan detallistas a las que nos tiene acostumbrados, los cameos, los personajes llenos y llenos de matices, las mujeres fuertes, sufridoras y valientes, el tono, la textura y ese final con el que nos deleita, una especie de luz milagrosa al final del túnel, pero con un muy acertado “interprétalo cómo tú quieras” con la voz de Chavela Vargas en la maravillosa canción “Si tú te vas”, a modo de perfecto resumen de la vida de Julieta y por ende de cualquiera (la letra del principio, pertecene a esta canción).

¿Le ponemos una nota? Pues para mí se quedará con un 7. Por cierto, “Julieta” ha sido una de las tres pre-seleccionadas por España para la categoría de ‘mejor película de habla no inglesa’ para los Oscar, a pesar de que me ha gustado mucho, creo que “La novia” sería una mejor opción, aunque el peso y la trayectoria de Pedro Almodóvar son un punto que pesa demasiado.

Anuncios

9 thoughts on “393. “Julieta” de Pedro Almodóvar”

  1. “Dónde residen los sublimes méritos de la contención”, que diría Boyero.

    Siendo yo poco afín al cine de Almodóvar tengo que decir que prefiero sus películas más histéricas, como “Mujeres al borde de un ataque de nervios”. Aunque con “Los amantes pasajeros” concuerdo en que se pasó de rosca, a mí tanta congestión emocional me distancia aún más si cabe de sus historias.

    En cuanto a las actuaciones, si cierro los ojos tengo la sensación de estar escuchando una obra de radioteatro. Algunas líneas de diálogo rozan el ridículo porque no encajan en el tono que propone “Julieta”. Como culebrón se queda corto, y Almodóvar haciendo una película convencional es como un refresco disipado, si le quitas las burbujitas pierde su gracia.

    “La novia” no creo que sea mejor opción para representarnos en los Oscar, por lo que comentas del peso del apellido Almodóvar en Hollywood, pero es mejor de largo. Y eso que tampoco me gustó demasiado… en fin, esa es otra historia.

    Me gusta

¿Qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s