★★★½ | Supera la media, Películas vistas en 2016

407. “Miss Violence” de Alexandros Avranas

miss-violence-poster

407. Miss Violence. Alexandros Avranas (2013). ★★½

“Miss Violence” es un descenso a los infiernos, metafórica y literalmente. Algo inimaginable. Una experiencia que no es apta para todos los públicos, no por la violencia que incluye, eso al final, es lo de menos, es toda la atmósfera que recrea Avranas y la sensación que te deja al final. Un drama psicológico brutal.

Una niña decide suicidarse saltando al vacío el día de su undécimo cumpleaños. Por si no fuese ya un caso suficientemente extraño y doloroso de por sí, la chica tenía una sonrisa en su boca antes de lanzarse al vacío, y su familia tarda bien poco en hacer lo indecible para olvidar su mera existencia. Esto último alarma a los Servicios Sociales, que deciden hacer una visita a una familia aparentemente perfecta.

–La crítica puede contener algún spoiler, aunque no digo nada de gran relevancia–. Todo comienza con la celebración del undécimo cumpleaños de Angeliki (Chloe Bolota) y el anuncio de un embarazo, de la que creemos que es la madre de la chica, interpretada por Eleni Roussinou, a su propia madre. Todo muy frío. En un determinado momento, la niña se dirige hacia la ventana, trepa la media reja de seguridad, sonríe y se tira al vacío. Así comienza el descenso a los infiernos.

Lo que parece un “simple” suicidio adolescente más, se convierte en el desencadenante para el espectador de todo lo que de verdad pasa, de puertas para adentro, en el núcleo de la familia, y lo iremos descubriendo pasa a paso, para terminar en una impactante, sórdida, oscura y enfermiza situación, donde unos abusan, otros consientes y los demás callan.

Desde que empieza la película se nota que todo es una simple fachada. Una pose de algo más oscuro, confirmación que se ve implícita en pantalla cuando la niña salta por la ventana con esa sonrisa en los labios y todo comienza a salir a la luz.

El director Avranas nos sumerge en un film frío y calculador, sin música, todo el sonido es de la escena, con una dirección actoral muy buena, sobre todo para contener todo e ir mostrándolo poco a poco. Sin mostrar nada explícitamente salvo en un par de escenas, nos sabe dejar un amargo sabor de boca y una idea de lo que es “ser miembro de esa familia”: violencia, prostitución, pederastia, proxenetismo y demás delitos de carácter sexual y abusivo.

La película es un lobo con piel de cordero, si, pero la última escena que nos plantea Avranas, es la que termina de rematar al espectador, cuando esperas la conclusión positiva final, o una metáfora, un poquito de luz al final del camino o simplemente una solución, ves que todo está condenado a repetirse. Alguien más fuerte abusará, los demás callarán, otros lo permitirán y algunos serán ajenos. Un reflejo de la sociedad antes las injusticias y una muestra de pasividad ante ellas.

¿Le ponemos una nota? Pues se quedaría con un 7. La historia, sin ser del género de terror, es abrumadoramente escalofriante, muy bien contada, naturista y sin artificios, algo lenta para un espectador que no le guste este tipo de cine, que va desgranando la situación paso a pasa, atrapándote, ya que te muestra retazos de lo que llegará en escenas posteriores. Los actores están muy bien, facialmente impecables, ya que es un gran recurso para reflejar la situación. “Miss Violence” es de esas películas que te marcará y estarás pensando en ella durante un tiempo.

Anuncios

¿Qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s