★★★ | Buena, Películas vistas en 2018

“Nuestros maravillosos aliados” de Matthew Robbins

A70-9254.jpg

457. Nuestros maravillosos aliados (Batteries not Included). Matthew Robbins (1987). ★★

El pasado mes de febrero, tras su primera intervención en el mercado doméstico español, Reel One Site lanzó “Nuestros maravillosos aliados”, una película de la factoría Amblin. Dicha productora fundada por Steven Spielberg, Kathleen Kennedy (que os sonará por ser la actual presidenta de Lucasfilm) y Frank Marshall, se han encargado de darnos películas como “E.T. El Extraterrestre”, “Los Gonnies” o “Regreso al futuro”.

Cuando un promotor inmobiliario sin escrúpulos intenta deshacerse de los últimos inquilinos de un bloque de apartamentos medio en ruinas, necesitarán un milagro para salvar su edificio de la demolición. Una noche, cuando toda esperanza parece perdida, unos pequeños visitantes del espacio exterior se deslizarán sigilosamente a través de una ventana y comenzarán a cambiar el rumbo de sus vidas.

Pues bien, hoy vengo a hablaros de un “título menor” que fue todo un éxito en su estreno, llegando a ser una de las películas más taquilleras de 1987, pero dentro de los títulos icónicos de la productora, me temo que se ha visto eclipsada por otras películas como las que antes he mencionado o “Jurassic Park”, “Indiana Jones”, etcétera… Por algo llamaban a Spielberg el Rey Midas, encadenaba éxitos.

Volviendo a “Nuestros maravillosos aliados”. Un promotor cuya única ambición es juntar billetes, intenta hacerse con el último edificio de una zona urbanizable para construir un complejo mastodóntico, pero los pocos vecinos que quedan, entre ellos una pareja anciana, Hume Cronyn y Jessica Tandy —que venían de hacer “Cocoon”—, un artista, un conserje y una muchacha latina, se ven increpados por un maleante, a sueldo del promotor.

La desesperación de los inquilinos se suma a los problemas que arrastran, ya que por ejemplo el matrimonio anciano se enfrenta a la demencia de ella, Faye Riley y a la senectud. El artista interpretado por Dennis Boutsikaris, a una ruptura romántica por la situación que está viviendo en el edificio. La muchacha embarazada, Elizabeth Peña, esperando a su novio, un músico que anda de allí para acá. O el conserje, Frank McRae, un antiguo ex boxeador venido a menos.

Todos de cierta forma pedirán ayuda, por lo que acudirán dos vecinos del espacio. Estos visitantes del extraterrestres son una especie de mini nave alienígena con inteligencia artificial, que también tendrán que enfrentarse a sus propios problemas, pero juntos, se ayudarán a crecer y a enfrentarse a lo que intenta interferir en sus vidas, cuando todo estaba prácticamente perdido.

A mí sinceramente me sorprendió, porque para ser una película de ciencia ficción pero en términos familiares, tiene cosas un poco desconcertantes y adultas, cosa que me ha hecho sacar una sonrisilla. También me ha sorprendido, que a pesar de tener casi 30 años, es bastante diferente a lo que vemos ahora mismo y no sea algo sobreexplotado. Es como si todo este tipo de película hubieran germinado en los 80’s y nos hubiéramos olvidado de ellas en términos de superproducción. Para abordar una aventura de este tipo o se pasan a una película de animación o directamente al continuo reboot y adaptaciones que nos inundan actualmente.

“Nuestros maravillosos aliados”, escrita entre otros por el director de “Los increíbles”, Brad Bird, a partir de una historia de Mick Garris para la serie ‘Cuentos asombrosos’ (de Spielberg), nos traen una historia familiar, muy sencilla, sin grandes artificios ni giros inesperados, pero con la suficiente garra para atraparnos en esta particular historia de personajes que saben conquistarnos, para nada planos y que mezclan el drama y el humor muy irónicamente. Una película con una historia común y principal y muchas microhistoria entrelazadas lo bastantes interesantes como para repetir el visionado.

Tampoco hay que olvidarse de la maravillosa banda sonora del fallecido James Horner, la que fue su 2ª colaboración con Amblin Entertaiment, aunque no la última, le da el toque perfecto de distinción musical que dicha película merece. Otro gran punto a favor.

¿Le ponemos una nota? Para mí se quedará en 65/100, ha sido una película tremendamente interesante, entretenida y no se me ha hecho pesada por los rudimentarios efectos especiales, todo lo contrario, al final, tienen su encanto y puedes valorar mejor el trabajo que hacían hace 30 años para dar credibilidad a lo increíble. Sin duda, una aventura para todos los públicos.

Análisis de la edición Blu-Ray Remasterizada con Slipcover [Enlace]

 

Anuncios

1 comentario en ““Nuestros maravillosos aliados” de Matthew Robbins”

¿Qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s