★★ | Queda bajo tu responsabilidad, Firma Invitada

“Asher” de Michael Caton-Jones

poster.jpg

Asher. Michael Caton-Jones (2018). ★★

Asher (Ron Perlman) es un antiguo miembro del Mossad que se reconvirtió en asesino a sueldo y ahora vive de forma austera y rutinaria en Brooklyn. A punto de llegar al final de su carrera, y posiblemente al final de su vida, acepta un encargo que no solo le supone romper un juramento, sino que también le ofrece una posibilidad de conseguir la redención personal, una última oportunidad para dejar atrás al hombre que ha sido para convertirse en el hombre que alguna vez quiso ser.

Hacía mucho, mucho tiempo que no hacía esto. Han sido muchos meses, casi un año, sin escribir críticas de cine. ¿Por qué digo esto? Es una disculpa anticipada por si –no tengo dudas de que así será– se me nota muy oxidado o me queda un poco coja. Perdonadme.

Pues he vuelto. Y vengo para hablaros una vez más de una peli. “Asher”, concretamente. Si ya me siento raro por el tiempo ausente, el film no ha ayudado mucho. Vaya, que no me ha gustado especialmente.

No vengo a echarle mierda por encima a esta película, porque tampoco creo que sea desastrosa. Simplemente, afirmaría que es fallida. El veterano Michael Caton-Jones ha dirigido este thriller de acción y se nota que hay alguien con largo recorrido tras las cámaras… en muy pocas cosas. No sé si lo conoceréis (echad un vistazo a su filmografía), pero para ser alguien que lleva décadas en esto, podría esperarse algo más.

No es que se vea cutre o vaga, de hecho hay alguna secuencia bastante bien lograda por la ejecución de planos y por cómo marca el tempo y detalles así, pero da la sensación de desgana o incluso, falta de talento para sacar algo más de esta historia. No he visto nada más del director como para ser rotundo al respecto, pero es lo que he percibido yo al verla. Un mejor trabajo directoral habría sacado mayor provecho a un flojo guion. Muy básico e insustancial por parte de Jay Zaretsky (a su favor diré que por lo que leo es su estreno cinematográfico) que no aporta nada nuevo.

Es algo que ya hemos visto infinidad de veces: personaje exmilitar o algo similar que lleva toda la vida haciendo lo que hace –matar por dinero o trabajos del estilo– y es el mejor en ello, o por lo menos muy bueno. Pero es que en “Asher” no es así. La película no hace bien su trabajo mostrando que el protagonista es genial en lo que hace, aunque sí insiste en decírtelo a menudo. Algo bastante habitual en el film, más “telling” que “showing”. Que no tiene por qué ser del todo negativo… si está bien justificado. Que alguien podría excusar esto argumentando que en este caso es correcto porque el discurso marca la decadencia, que por la edad y las circunstancias Asher ya no es el que era. Pero tampoco acierta en ello. Básicamente hay cierto conflicto, o es mi lectura al respecto, en lo que se supone que quiere contar la trama. Eso, junto a un trabajo mediocre, lo hace poco verosímil.

Tampoco están muy brillantes los intérpretes. Podríamos estar frente a un caso de aquellos en los que los actores salvan la peli con su actuación, y más siendo veteranos y con buenos trabajos a sus espaldas como son en este reparto. Pero una pieza más que no acaba de encajar. Sí, Ron Perlman tiene ese aire necesario, ese carisma anti carismático idóneo. Pero no hay un buen personaje detrás que lo respalde ni parece haber ganas de sacarlo. Anecdótico y soso resultado también por parte de Famke Janssen (Sophie), Richard Dreyfuss (Avi) y Peter Facinelli (Uzi). Quizá algo más consistente la parte de Jacqueline Bisset (Dora), o soy yo intentando rascar algo positivo.

Esencialmente lo que pasa aquí es una conjunción de los anteriores factores. No me creo la carga emocional en la que se acaba sustentando la película. Las relaciones entre personajes. Me dice muchas cosas, pero no me las muestra. Tarda demasiado rato en descubrir el desencadenante, la motivación del protagonista, etc. A ver, los primeros minutos son buenos, y hay bonitos planos que bañados con la banda sonora de Simon Boswell y la fotografía de Denis Crossan aportan buena atmósfera y dan personalidad al escenario y al protagonista. Pero todo lo que se intuye que va asentando la cinta en el primer acto, sirve de poco o nada para un tercero y clímax que ya te importan menos que la hora, que ya se hacía tarde para comer.

En definitiva, hay varias películas basadas en premisas muy similares que ejecutan mejor la mayoría de cosas que intenta esta. Pero si es un estilo que os gusta, u os apetece ver a estos actores, o el motivo que queráis encontrar vosotros, adelante.

Crítica de @HathVC15

Anuncios

¿Qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s