★★★ | Buena, Películas vistas en 2019, X-Men

“X-Men: Fénix Oscura” de Simon Kinberg

XMen Fenix Oscura_Poster.jpg

491. X-Men: Fénix Oscura (X-Men: Dark Phoenix). Simon Kinberg (2019). ★★

Séptima y última entrega de la franquicia de mutantes que empezó allá por el año 2000 en “X-Men” con Bryan Singer al timón. Tras el éxito que supuso esta y su secuela “X- Men 2” en 2003, la franquicia no sólo continuó, sino que se expandió con un spin-off entorno a la figura de Lobezno, dándonos dos películas mediocres y un peliculón que exime todo lo anterior: “Logan”. También del mismo universo es el exitoso “Deadpool”. Dicho lo cual, exactamente no sé si este será el fin de los mutantes –aunque supuestamente queda el estreno de “New Mutants”, la cual ya se ha retrasado el número suficiente de veces para empezar a olvidarla– o será un punto y aparte, para seguir ofreciéndonos cosas, pero de la mano de Marvel/Disney.

Los X-Men esta vez se enfrentarán a su enemigo más poderoso: uno de sus propios miembros: Jane Grey (Sophie Turner). Durante una misión de rescate, Jean casi muere al ser alcanzada por una misteriosa fuerza cósmica. Cuando regresa a casa, esta fuerza no solo la hace infinitamente más poderosa, sino que también es algo que no controla y la vuelve inestable. Mientras lucha con la entidad de su interior, Jean empezará a recordar cosas de su infancia, lo que le hará caer en una espiral dañina para aquellos a los que más ama, comenzando a destruir los lazos que unían a los X-Men.

La película comienza en el pasado, mostrándonos a una pequeña Jean Grey, como bien hemos visto en los tráilers, en medio de un accidente de tráfico, esta acabará bajo la tutela de Charles Xavier en su escuela. Tras la introducción volvemos al “presente”, ambientado en los 90’s, tras los acontecimientos de “X-Men: Apocalipsis” –suponemos, por cronología, no porque haya alguna mención a la película–, donde un grupo de estudiantes, comandados por Mística y Bestia, forman los X-Men.

Un día, un lanzamiento espacial tiene problemas en órbita, por lo que el grupo de mutantes es llamado para actuar. Durante el rescate, se produce una complicación, Jane tiene que trasladarse a la nave espacial para detener su órbita y poder rescatar a la tripulación, pero es alcanzada por la fuerza cósmica, dejándola inconsciente. Por otro lado, llega a la tierra un grupo D’Bari, que son una raza alienígena casi extinguida que quieren hacerse con el control de fuerza que azota a Jean y está comandados por Vuk.

A ver, si soy del todo sincera, ir a verla al cine, ha sido un acto de fe y que llegaba tarde a la sesión de “Aladdin”. Toda esa campaña de desprestigio que ha tenido la película, no le ha hecho un flaco favor, todo lo contrario, sin embargo, no hay mal, que por bien no venga: no tenía ninguna expectativa.

Dejando las bromas de lado, creo que no está al nivel de lo mejor de la franquicia, pero tampoco la pondría en la cola de la lista. La película no tiene conexión con nada de lo anterior, mi acompañante no sabía mucho de que iba la cosa y entró perfectamente en la historia, cosa que te lo puedes tomar bien o mal. En la trama tenemos un calco bastante importante de cosas que ya habíamos visto en otras películas de superhéroes o en la 3ª entrega de la primera trilogía, aspecto que a mí en lo personal, no me ha molestado, porque lo único que no chirría en la película es todo lo que tenga que ver con Sophie Turner/Jane Grey. Le falta epicidad en cada encuadre, incluso la escena de Mercurio –Quicksilver– habitualmente memorable, es nefasta. No hay explicación de porqué personajes no están en esta película –Júbilo, Psylocke­– o porque a otros los meten en plan DJ –Dazzler– en una ridícula escena. Jessica Chastain desaprovechadísima no, lo siguiente. Los personajes casi ni tienen diálogos coherentes, meten con calzador las cosas –¿Por qué Magneto está en un granja?, por ejemplo–y así durante un largo etcétera.

Bien, si ahora mismo dejas todo eso de lado y te centras en ver el cierre a la franquicia, sin empezar a sacarle punta a todo, tenemos una película –medianamente– entretenida, un punto final lo suficientemente digno, a pesar de todas las carencias que he enumerado anteriormente. No es perfecta, los mutantes no son tan queridos como los Vengadores y tampoco ha ayudado que hayan ido un poco sin rumbo, posponiendo, recortando y volviendo a montar. Así que, aunque sea bastante decepcionante, sobre todo si eres fan de los cómics y esperaba algo, piensa que hay películas peores y que esta al menos es aguantable y tiene banda sonora de Hans Zimmer.

De todas formas, el guion de Simon Kinberg para la película, ni Matthew Vaughn –director de “X-Men: primera generación”– lo arregla. No entiendo como el señor que escribió “Días del futuro pasado” ha podido traernos semejante historia inconexa. El mismo se recicla, reescribiendo algo que no funcionó en su primera incursión mutante en “X-Men: La decisión final”. Tampoco entiendo como Fox ha confiado 200 millones de dólares para que haga su debut detrás de las cámaras. Sinceramente, la película en sí, es una serie de malas decisiones desde la preproducción.

En cuanto al reparto, volvemos a contar con “los veteranos” James McAvoy, Michael Fassbender, Jennifer Lawrence y Nicholas Hoult en los roles de Charles Xavier/Profesor X, Erik Lensherr/Magneto, Raven Darkholme/Mística y Hank McCoy/Bestia, que están entre aburridos y correctos, sin sobresalir. Rescatamos también de otras películas a Evan Peters como Peter Maximoff/Quicksilver, Tye Sheridan como Scott Summers/Cíclope, Kodi Smit-McPhee como Kurt Wagner/Nightcrawler o Alexandra Shipp como Ororo Munroe/Storm, los cuales están un poco más activos en su actuación, a pesar de su intrascendencia en la mayor parte de la película. Jessica Chastain lo intenta, pero su personaje es cliché, lo hemos visto en numerosas películas de superhéroes, por lo tanto, está desaprovechada. Por último, pero no menos importante ya que es la protagonista, tenemos a Sophie Turner, que sinceramente es la que se echa la película a la espaldas y la hace entretenida, dándonos una actuación con matices, cosa que también ayuda que su personaje sea el único que tenga más o menos coherencia y cohesión.

Entonces, ¿qué nota le ponemos? Pues a ver, si soy sincera con lo expuesto la película es de aprobado raspado, pero creo que he querido verle los pocos aspectos positivos que tiene y le voy a dar un 60/100, a la par de “X-Men Apocalipsis”. No es un final redondo y mucho menos el que los mutantes merecían (en Fox), sin embargo, creo que era ya necesario un punto final, dejar de lado todo lo bueno que Bryan Singer nos dio y centrarnos en el futuro Disney/Marvel.

Crítica de todas las películas de la franquicia X-Men [Enlace]

 

Anuncios

2 comentarios en ““X-Men: Fénix Oscura” de Simon Kinberg”

  1. Me han hablado fatal de esta peli, pero viendo que por lo menos llega al aprobado puede que le dé una oportunidad. Deseando ver qué hacen con los mutantes en Marvel.

    Me gusta

    1. A ver, es que es según lo que te esperes. Si quieres un cierre tipo Endgame, aquí no lo vas a tener. Es a otro nivel y diferente. Como han sido los X-Men en los últimos tiempos (es decir, desde Apocalypse). Es entretenida, para no darle vueltas.

      Le gusta a 1 persona

¿Qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s